Aunque ser empleado parece ir en contra de los principios de la libertad financiera, muchas personas todavía consideran que su éxito profesional está ligado directamente al corporativo. Otros lo pueden ver como un trampolín para reunir recursos para financiar un proyecto de emprendimiento, y un último grupo simplemente desea adquirir experiencia. Pero más allá de las razones que tengas, hoy quiero compartir algunos consejos a tener en cuenta cuando aspires a una vacante.

  1. Relájate

Algunos consideran muy estresante la entrevista de trabajo por una sencilla razón: están siendo evaluados. Cuando tus habilidades, presentación personal y actitud son objeto de estudio por parte de otra persona, y además tienes que competir contra otros aspirantes, podrías sentirte algo intimidado. Lo primero es cambiar tu marco mental: sé tú quien evalúa si el cargo es lo que estás buscando.

Un segundo consejo es restarle importancia a la entrevista. Dentro de 20 años esa entrevista apenas la recordarás, así que ¿para qué desgastar tu mente en algo que después no tendrá relevancia? Hay más oportunidades de las que te imaginas, no permitas que tu mente se enfoque en una sola.

tips-para-la-entrevista-de-trabajo

A nivel físico no sobran algunas sugerencias. Duerme bien para evitar agotamiento mental y lucir trasnochado. También puedes ir al gimnasio o practicar algún deporte en los días previos para distraerte. Descarta alimentos demasiado pesados para no tener que lidiar con la sensación de llenura, mientras que  el consumo de fruta te proporciona hidratación y energía.

  1. Cuida tu apariencia

Ir bien vestido está ligado directamente a la primera impresión que dejas, así que no subestimes este detalle. Si eres hombre asegúrate de que tus zapatos estén lustrados y hagan juego con tu cinturón. Tu traje debe estar limpio y evita los colores demasiado vistosos en la corbata. Algunos recomiendan usar un sastre en azul oscuro porque favorece la mayoría de tonos de piel

En el caso de las mujeres la recomendación principal va por el lado del maquillaje y las faldas. La sobriedad es esencial en los cargos corporativos. Si no estás acostumbrada a usar tacones va a ser evidente: o practicas o utilizas unos zapatos que te resulten cómodos sin perder elegancia.

El resto son detalles que no sobra mencionar: cuida tu aliento, no comas chicle, tu cabello debe estar limpio, aféitate bien y no uses perfume en exceso.

  1. Tu Hoja de Vida

Aunque para este punto probablemente ya la habrás enviado, ocasionalmente te pedirán que lleves una adicional. Lo importante es mantener un diseño elegante, con una foto en la que estés bien vestido y con referencias de personas que realmente te conozcan. También puedes adjuntar una carta de presentación en la que menciones tus razones para postularte y tu experiencia previa.

  1. Comportamiento durante la entrevista

A veces los evaluadores de Recursos Humanos son especialmente carismáticos, pero no te dejes llevar por el buen ambiente. Actuar con demasiada confianza, hacer contacto físico o solicitar un café es muy mal visto. Mantén la discreción y la cordialidad.

En la medida de lo posible procura ser consciente de tus tics como mover repetidamente las piernas o los pies. Aprópiate de una postura abierta, cuidándote especialmente de cruzar los brazos o mirar de forma arrogante a los otros aspirantes.

En la segunda parte veremos cómo responder algunas preguntas que suelen hacer en las entrevistas y  el manejo de la competencia.