La intención de este artículo es hacer una breve introducción antes de empezar con una serie de artículos basados en los libros de Robert Kiyosaki. La idea es acercarte a esta literatura con algunas consideraciones particulares que he encontrado en internet, y sobre todo en mi experiencia personal.

sobre-robert-kiyosaki-y-sus-obrasLa historia de Padre Rico, Padre Pobre

Robert Kiyosaki (1947) es uno de los conferencistas y autores más reconocidos a nivel mundial por su obra “Padre Rico, Padre Pobre”, ubicada en los bestseller. Sus libros, orientados hacia la libertad financiera y el manejo del dinero, son tan populares como controvertidos, de modo que encontrarás tanto críticos que lo acusan de farsante, como hay quienes ven en él a uno de los autores más importantes en el segmento de la educación financiera.

En sus libros narra su historia como empresario e inversionista, basándose en las diferentes lecciones que recibió durante su infancia y adolescencia. Supuestamente (porque no existe ningún documento oficial que lo compruebe) tuvo un padre biológico que se esforzaba mucho trabajando y terminó muy pobre, y el papá de su mejor amigo Mike, quien era un empresario muy exitoso. El segundo le enseñó lecciones muy valiosas acerca del manejo del dinero y el camino que debía seguir si quería convertirse en un hombre rico.

El Cuadrante del flujo de dinero

Luego de Padre Rico, Padre Pobre vendría esta exitosa publicación. Acá profundiza el modelo que explica la  forma en que las personas obtienen sus ingresos: el Empleado, el Autoempleado, el Dueño de un negocio y el Inversionista.

La Escuela de Negocios

Personalmente este fue el libro que me terminó de convencer acerca de un dilema interno: entrar o no a una empresa de mercadeo multinivel. Es un libro que no sólo te aclara las dudas, sino que deja un precedente acerca de los requisitos que debe tener el sistema en el cual deseas ingresar. Kiyosaki menciona las dudas personales que tenía en un principio acerca de este tipo de negocios y explica por qué es la manera más sencilla de ingresar al cuadrante D (dueño de un negocio).

Kiyosaki vs La vida real

La obra de Kiyosaki me gustó bastante pero tiene un problema: no explica el aspecto técnico de las operaciones que recomienda. En otras palabras es un excelente para cambiar tus paradigmas con respecto al manejo del dinero, pero al final de leer cinco libros vas a saber poco o nada acerca de operar en la bolsa. Por eso encuentras (y seguirás encontrando) personas que les encanta Padre rico, Padre Pobre, y te aconsejan que lo leas y todo, pero siguen (y seguirán) siendo pobres.

¿Cuál es la clave para ser realmente rico?

¿La libertad financiera es una utopía? ¿Es Robert Kiyosaki un farsante? Bueno, pues voy a ser completamente honesto contigo: la libertad financiera existe, no siempre es tan fácil como “la pintan”, pero si quieres alcanzarla tienes que capacitarte.

La educación financiera es lo más importante. Antes de que pasara el primer año luego de leer Padre rico, Padre Pobre ya estaba invirtiendo en la bolsa, había renunciado a mi empleo, comencé mi carrera como coach e inversionista, y estaba en una empresa de mercadeo en red. Lo hice porque mi carrera como Administrador de Empresas me había proporcionado un conocimiento especial en estos temas, ya había probado simuladores de inversión y conocía empresarios exitosos en el multinivel.

La diferencia no la hizo la cantidad de dinero que tenía en el banco, la hizo el conocimiento en finanzas. Años atrás pensaba en conseguir un empleo como administrador utilizando mi título como trampolín laboral, creía que invertir en la bolsa requería una capacitación y un capital inmensos, pensaba que el mercadeo multinivel era una estafa y que mis ingresos iban a estar limitados. Leer a Kiyosaki cambió mi perspectiva, pero sabía que necesario capacitarme y aplicar un conocimiento técnico.

Si la historia de un padre rico y uno pobre es una metáfora o es real, la verdad es que importa poco. Eso no cambia absolutamente nada. Lo que si va a hacer la diferencia entre ser una persona con un salario promedio y una con ingresos ilimitados, es la capacitación. ¡No dejes pasar un año más sin que tus finanzas estén en el siguiente nivel!