¿Qué nos han enseñado nuestros padres, abuelos y maestros acerca de ganar dinero?…. “Esfuérzate por sacar buenas notas para conseguir un empleo cuando termines la universidad. Sigue así para que puedas jubilarte y no tengas que depender de nadie….”

 La inutilidad del viejo paradigma

Si me preguntaran cuál es el obstáculo que ha impedido que las personas de clase media y baja logren el éxito financiero diría que es ése paradigma. Dicho de mil formas diferentes pero en esencia el mismo: trabajar, trabajar y trabajar…… ¡Como si fuera la única forma de ganar dinero!

olvidate-del-viejo-paradigma

El principal problema que tiene el viejo paradigma es que te pone en la situación de trabajar por dinero, de modo que vendes tu fuerza de trabajo, conocimientos y demás cambio de un salario. ¿Eso te va a volver rico algún día? No, nunca. Nadie se vuelve millonario trabajando duro. Un persona con un empleo común y corriente pueden comprar una casa o un carro (en el mejor de los casos), pero siempre vivirá a la sombra de las órdenes de alguien más. Es lo que llamo “esclavitud moderna”; estamos en la era de la información, no en la del trabajo.

¿Y la jubilación? Ésa es otra gran ilusión. Supongamos que nuestro empleado ejemplar ha completado el número de semanas requeridas para pensionarse. ¿A qué edad lo hará? A la edad en que los gastos médicos suelen ser más costosos. ¿30 años de trabajo arduo para esto?

El nuevo paradigma: El dinero trabaja para ti

El nuevo paradigma realmente no es nuevo, lo que sucede es que las personas con mentalidad pobre no lo conocen porque no forma parte de la educación que deberían recibir. Es muy sencillo: Poner al dinero a trabajar muy duro para ti.

¿Alguna vez has invertido en la bolsa? ¿Sabes cómo funciona el mercado de las bienes raíces? Probablemente no. Es algo que ni siquiera se enseña en la educación universitaria. Si examinas una clase de finanzas verás una fórmula tras otra, pero rara vez un profesor explica el cómo invertir en una bolsa en términos reales.

Entrégale 1.000 dólares a una persona común y corriente y verás como desaparecen en un santiamén porque tiene que pagar deudas, o darse tal o cual gusto. Dale esa misma cantidad a un inversionista y verás como el dinero genera más dinero, y lo mejor de todo…. ¡sin mover un solo dedo! Te estarás preguntando acerca de las fluctuaciones, cuando la bolsa va la baja y todo eso, y la verdad es que es algo normal, pero le tendencia general es hacia el alza. Habrá días o incluso meses con pérdidas, pero vistas de lejos resultan a veces imperceptibles.

Otra fuente de ingresos es el sector inmobiliario. Aunque el sueño de toda persona es comprar una casa ¿para qué detenerse ahí? ¿Por qué no comprar varias propiedades? Supongamos que quieres comprar una propiedad que cuesta 50.000 dólares. Tu pagas 10.000 de inicial y el resto lo financia un banco. Pones el inmueble en alquiler a un valor cercano al de las cuotas que tienes que pagar y ¡voilà! : La propiedad es tuya y no tuviste que trabajar para pagarla. Incluso la cuota inicial la pudiste haber obtenido con la rentabilidad de la bolsa.

¿Ves la diferencia? Compras inmuebles con el dinero del banco y las pagas con el dinero de otros. Un empleado común estaría 8 horas recibiendo órdenes, pidiendo permisos, descansando cuando la empresa lo decida, etc. Y todo ese esfuerzo no siempre termina en un final feliz.

Si vas a trabajar que sea en tu propio negocio. Contrate personas que trabajen y produzcan dinero para ti, para tu negocio. Sé el jefe en lugar del empleado.